Seleccionar página

Nuestra glándula tiroides juega un gran papel en el metabolismo en el hipotiroidismo. Junto con la insulina y el cortisol, las hormonas tiroideas son protagonistas de la tasa metabólica y el control de peso.

Como era de esperar, muchos problemas de salud surgen si nuestra tiroides deja de funcionar correctamente. Varios estudios demuestran que, al menos, el 3,7% de los adultos tienen hipotiroidismo (1).

Las cifras van en aumento, al igual que las personas que venden suplementos para la tiroides y dan asesoramiento dietético incorrecto.

En este artículo vamos a dar una información imparcial, basándonos en estudios científicos.

¿Qué es una tiroides hipoactiva? ¿Qué es el hipotiroidismo?

La tiroides es una glándula con forma de mariposa situada en la parte delantera de la garganta. Produce dos hormonas tiroideas diferentes, tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), necesarias para enviar instrucciones a cada célula de nuestro cuerpo. Sin estas hormonas, muchos procesos metabólicos no se llevarían a cabo.

Una tiroides poco activa, situación conocida como hipotiroidismo, indica que esta glándula no produce suficiente hormona tiroidea. En casi todos los casos, el hipotiroidismo es el resultado de la producción inadecuada de T4, y no de T3.

El diagnóstico convencional se basa en realizar análisis de sangre para comprobar los niveles de TSH y T4, sin embargo, existen buenas razones para creer que estas pruebas por sí solas son insuficientes.

Si no se trata, el hipotiroidismo dará lugar a una serie de problemas de salud, incluyendo aumento de peso, pérdida de cabello, fatiga, mala memoria y sensación de frío.

El tratamiento convencional para el hipotiroidismo se basa en la hormona levotiroxina. Funciona sustituyendo a la hormona T4 que no está siendo sintetizada correctamente, y es el tratamiento más efectivo para esta afección.

La dieta sola no puede curar el hipotiroidismo.

La dieta por sí sola no puede curar o tratar de forma independiente un caso diagnosticado de hipotiroidismo. La terapia de reemplazo hormonal con levotiroxina es necesaria para restaurar la función de la tiroides.

Es importante tener en cuenta que si sufres deficiencia de nutrientes o intolerancias que permanecen sin tratar, la levotiroxina se convertirá en una “tirita temporal” que no tratará el problema de raíz.

Es importante tener en cuenta que si tomas levotiroxina, debes tomarla alejada de las comidas. La absorción de la esta hormona se reduce en gran medida si se consume junto con alimentos, especialmente con soja, alimentos ricos en fibra y café (2).

¿Qué función tienen el yodo y la tiroides?

El yodo es un oligoelemento esencial que todos los organismos vivos necesitan. Nuestra glándula tiroides requiere yodo para producir las hormonas tiroideas. Por esta razón, una deficiencia de yodo puede causar hipotiroidismo.

Sin embargo, la falta de yodo no suele ser la causa del hipotiroidismo en los países desarrollados, donde abunda en los alimentos (3). Sin embargo, la inclusión de alimentos ricos en yodo en la dieta es una buena idea para estar seguros.

El marisco, las patatas, los huevos, la leche de vaca y la sal yodada son grandes fuentes de yodo, aunque los niveles dependen del contenido de yodo del suelo.

Ten en cuenta que si sufres tiroiditis de Hashimoto debes hablar con tu médico antes de aumentar tu ingesta de yodo. En circunstancias particulares, un aumento de yodo puede irritar la tiroides.

Los suplementos de yodo no son necesarios en muchos casos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que una población es deficiente en yodo si la concentración en la orina es menor de 100 microgramos/L.

Los americanos tenían un nivel medio de 160 microgramos/L durante el 2003-2004 (4), mientras que los australianos presentaban 124 microgramos/L durante el 2011-2012. La mayoría de los países desarrollados se encuentran muy por encima del nivel de deficiencia, por lo que el hipotiroidismo relacionado con el yodo es poco común.

Para asegurar que estos niveles sigan siendo bajos, más de 100 países han adoptado la yodación obligatoria de toda la sal alimentaria. Si bien este proceso no es obligatorio, más de la mitad de toda la sal vendida contiene yodo añadido (5, 6).

Por lo tanto, si sigues una dieta saludable que contenga algunos alimentos ricos en yodo, es muy probable que consumas cantidades suficientes de yodo. Los suplementos de yodo no garantizan resultados ya que se ha demostrado que pueden provocar disfunción tiroidea en algunos casos (7).

La excepción a esta regla es si una mujer está embarazada o en periodo de lactancia. Los requerimientos de yodo aumentan en más de un 60% debido a que el feto en desarrollo también requiere yodo.

Los suplementos de selenio no son necesarios.

Existe la teoría de que los niveles bajos de selenio contribuyen al hipotiroidismo a través de diferentes mecanismos relacionados con el yodo.

Sin embargo, una revisión reciente concluyó que no existían evidencias suficientes para apoyar claramente el uso de suplementos de selenio (8).

Los beneficios no están claros pero los riesgos conocidos de la administración de suplementos de selenio incluyen problemas digestivos, pérdida de cabello, fatiga e irritabilidad. Incluso puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata en hombres (9).

Además, las personas con bajo nivel de yodo que se suplementan con selenio pueden agravar el hipotiroidismo. Por esta razón, lo mejor es seguir tomando alimentos ricos en selenio, como nueces de Brasil, setas, carne y pescado, que son menos potentes que los suplementos.

Las verduras crucíferas como parte de una dieta hipotiroidea.

Los goitrógenos son sustancias naturales que pueden inhibir la producción de hormonas tiroideas (10). Podemos encontrarlos en las verduras de la familia de las crucíferas, que presentan capacidad bociógena. Aquí podemos incluir coles de Bruselas, brócoli, col china, coliflor, repollo, col rizada,…

En teoría, el consumo de estos vegetales agravaría el hipotiroidismo y debería evitarse pero esto sólo es así en el caso de que sufras deficiencia en yodo o consumas grandes cantidades. La col cruda causaba problemas en ratas cuando formaba parte del 33% de su dieta (11).

Si no comes cantidades exageradas de verduras crucíferas crudas, no tendrás problemas. La ingesta frecuente no hará otra cosa que agravar los problemas si tu ingesta de yodo es pobre o si presentas bocio.

Además, se cree que cocinar verduras crucíferas y otros alimentos que contienen bociógenos puede reducir considerablemente su impacto sobre la tiroides. Un pequeño estudio en 10 pacientes demostró que 150 gramos al día de coles de Bruselas cocidas durante cuatro semanas seguidas no tuvo efectos negativos sobre la función de la tiroides (13).

Como las verduras crucíferas son tan ricas en nutrientes, no es recomendable eliminarlas de la dieta completamente. Más bien, asegúrate de cocinarlas bien y que tu ingesta de yodo sea adecuada.

Limitar o eliminar el gluten de una dieta hipotiroidea.

El gluten es una proteína que se encuentra en varios cereales y que no es bien digerido por algunas personas.

Si bien es justo decir que a muchas personas se les ha ido de las manos este movimiento que incita a seguir una dieta libre de gluten, existen muchas personas con verdaderos problemas con el gluten.

Numerosos estudios demuestran una fuerte relación entre la intolerancia al gluten y el hipotiroidismo.

Las personas con intolerancia al gluten tienen que soportar que su sistema inmune confunda a los componentes del gluten con el tejido de la tiroides.

El sistema inmunitario ataca por error a la glándula tiroides, característico de la tiroiditis de Hashimoto. De hecho, alrededor del 16% de las personas con enfermedad celíaca presentan anticuerpos que atacan la tiroides (14).

Muchos estudios han demostrado que una dieta libre de gluten reduce el número de anticuerpos antitiroideos, algo favorable para el tratamiento y la prevención de nuevos problemas (15, 16, 17). Sin embargo, también existen estudios que no demostraron ninguna mejoría (18, 19, 20).

Por lo tanto, si sufres hipotiroidismo es importante que te hagas una prueba de enfermedad celíaca y sensibilidad al gluten.

El tiroides desecado no es mejor.

Algunos defensores de la medicina alternativa recomiendan tiroides desecado en lugar de levotiroxina porque es más “natural”.

Aparte del enorme fallo de pensar que todo lo natural es siempre mejor que lo sintético, el problema radica en que la tiroides desecada contiene una mezcla de hormonas T4 + T3. Los ensayos que utilizaron una mezcla de T4 + T3 han demostrado que, en el mejor de los casos, es igual de efectiva que el tratamiento con levotiroxina (21, 22, 23).

El tratamiento combinado se suele utilizar en aquellas personas que no responden favorablemente al tratamiento con levotiroxina.

Resumiendo, podríamos decir que la tiroides desecada aporta más riesgos que beneficios si la comparamos con la levotiroxina.

¿Existe una dieta tiroidea que ayude a perder peso?

Una tiroides poco activa suele provocar un rápido aumento de peso si la dieta no es la adecuada. Por esta razón, es fundamental desarrollar hábitos alimenticios que faciliten mantener un peso saludable (25).

Lo primero que hay que hacer es tratar con medicación este problema de tiroides. Una vez que los niveles hormonales se hayan corregido, se podrá perder peso como cualquier otra persona, siendo aconsejable seguir una dieta rica en alimentos enteros y ricos en proteínas, además de reducir la comida procesada y ser lo más activo posible.

Si sientes que tus esfuerzos para perder peso no tienen premio, trata de seguir una dieta alta en grasa y baja en carbohidratos. Este patrón alimenticio funciona muy bien junto con la reducción de la ingesta de gluten.

Plan dietético para una tiroides hipoactiva.

Este breve plan dietético resume lo que debes comer para mejorar el tratamiento de hipotiroidismo:

Comer:

  • Alimentos ricos en yodo, como sal yodada, mariscos, patatas y huevos.
  • Verduras crucíferas en cantidades razonables, siempre y cuando estén bien cocidas.
  • Dieta alta en proteínas, que ayuda a controlar el apetito y sentir saciedad. Incluimos productos lácteos, huevos, legumbres y mariscos.

No comer:

  • Cualquier alimento junto con levotiroxina, ya que puede inhibirse la absorción.
  • Suplementos de yodo, al menos que sea prescrito por un profesional médico (o si estás embarazada o en peridodo de lactancia).
  • Suplementos de selenio que no hayan sido recetados por un profesional médico.
  • El gluten que contienen los alimentos hasta que se someta a pruebas para enfermedad o intolerancia celíaca. Si se confirma, la ingesta de gluten debe ser nula o poco frecuente.
  • Suplementos de tiroides desecado, ya que ofrecen pocos beneficios y muchos riesgos.
  • La ingesta de cafeína debe limitarse a menos de 300 mg al día (2-3 cafés) porque grandes cantidades pueden perjudicar la tiroides.

¿Qué conclusiones sacamos del hipotiroidismo?

HipotiroidismoEl hipotiroidismo es una afección grave por lo que cualquier cambio dietético planificado debe discutirse con el médico.

Según recientes investigaciones, la mejor dieta para el hipotiroidismo es la que contiene alimentos enteros, es alta en proteínas y es rica en yodo y selenio de forma natural.

Eso significa que debemos comer más nueces, verduras, pescados y mariscos.

La col, el brócoli y otros vegetales se consideran seguros si se cocinan bien, mientras que el gluten es mejor limitarlo o eliminarlo por completo en función de tu tolerancia.

Una completa gestión del hipotiroidismo incluye terapia hormonal de reemplazo, ejercicio regular, dormir lo suficiente y reducir el estrés.

Artículos Relacionados

Cómo aumentar la serotonina comiendo. ¿Cómo aumentar la serotonina? No, no se trata de ninguna dieta milagro. Se trata de una forma de comer con base científica que mejorará tu estado de á...
Dieta Atkins completa y posibles recomendaciones. La dieta Atkins es una dieta baja en hidratos de carbono muy recomendada en la pérdida de peso. Los seguidores de esta dieta pueden perder peso consum...
6 dietas sanas para adelgazar científicamente prob... El peso es un tema que nos puede acarrear verdaderos quebraderos de cabeza. Muchas personas intentan sin éxito perder esos kilos de más que han ido ga...
La fibra… ¿alivia o empeora el estreñimiento... El estreñimiento es un problema común que afecta hasta a un 20% de personas cada año (1, 2). Es una condición difícil de definir, y varía considerab...

Usamos cookies para facilitar y mejorar tu navegación por nuestra web y ofrecerte nuestros servicios. Al navegar por nuestra página web aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar