A medida que los efectos nocivos del azúcar y el jarabe de maíz alto en fructosa se hacen cada vez más evidentes, vamos viendo cómo las personas van probando otras alternativas más saludables, como el azúcar de coco.

Este azúcar se deriva de la palmera de coco y se le atribuye un alto contenido en nutrientes y un bajo índice glucémico.

Es un azúcar natural que se encuentra en el líquido que podemos ver en cualquier coco. Se confunde a menudo con el azúcar de palma, que es parecido pero conseguido a través de un tipo diferente de palmera.

Y no, el coco no es un alimento que deba evitarse.

Vamos a verlo.

¿Qué es el azúcar de coco?

El azúcar de coco se consigue siguiendo dos simples pasos:

  1. Se realiza un corte en la flor del coco y la savia líquida se recoge en recipientes.
  2. La savia se bajo una fuente de calor hasta que la mayoría del agua se haya evaporado.

El producto final será el azúcar de coco.

¿Es más nutritivo que el azúcar normal?

El azúcar de mesa normal y el jarabe de maíz alto en fructosa no contienen nutrientes vitales y, por lo tanto, sólo proporcionan calorías “vacías”.

Sin embargo, el azúcar de coco sí contiene varios nutrientes que se encuentran en el coco. No hay muchos datos al respecto pero el azúcar de coco contiene muchos más nutrientes que el azúcar de mesa (1).

Los más importantes serían los minerales como hierro, zinc, calcio y potasio, junto con algunos ácidos grasos de cadena corta, polifenoles y antioxidantes que también pueden proporcionar beneficios para la salud.

Además contiene una fibra llamada inulina que puede retrasar la absorción de glucosa, explicando así por qué el azúcar de coco más bajo que el azúcar de mesa normal (2).

El azúcar de coco presenta un índice glucémico bajo.

El índice glucémico (IG) es una medida de la rapidez con la que los alimentos aumentan los niveles de azúcar en la sangre. La glucosa tiene un IG de 100, y cuando un alimento tiene un IG de 50 sugiere que el impacto de la subida de azúcar en sangre será de la mitad en comparación con la glucosa.

Un grupo de investigadores midió el índice glucémico del azúcar de coco y lo comparó con la glucosa (3). Según su investigación, el azúcar de coco tiene un IG de 35, lo que lo coloca en un rango inferior al azúcar de mesa que es de alrededor de 60.

El índice glucémico puede variar mucho entre las personas y, además, en este estudio sólo participaron 10 personas. Por lo que habrá que esperar mas estudios para confirmar estos beneficios.

El índice glucémico también puede variar entre los diferentes lotes de alimentos, lo que significa que los productos de otros fabricantes podrían tener efectos ligeramente diferentes.

En general, estamos convencidos de que el azúcar de coco tiene realmente un índice glucémico tan bajo como se dice en la investigación. Y casi podríamos afirmar que se debe a la inulina que ralentiza la absorción de la glucosa.

El azúcar de coco tiene un “pero”.

Azúcar de cocoEl azúcar de mesa no solo es malo para ti porque contenga calorías vacías o tenga un índice glucémico alto, la razón principal de que el azúcar de mesa sea tan poco saludable se debe a que está cargado de fructosa. El azúcar de mesa (sacarosa) tiene un 50% de fructosa y un 50% de glucosa.

Pero aunque habrás leído por ahí que el azúcar de coco está libre de fructosa, debes saber que está hecho con un 70-80% de sacarosa, de la cual la mitad es fructosa (4).

Por esta razón, el azúcar de coco suministra casi la misma cantidad de fructosa que el azúcar normal, gramo por gramo.

Consumidos en exceso, los azúcares añadidos pueden causar todo tipo de problemas como síndrome metabólico, obesidad, diabetes y enfermedad cardiovascular.

Por lo que debemos tener control cuando añadamos azúcar de coco a nuestra dieta.

¿Es recomendable?

El azúcar de coco no es un alimento milagro.

Es muy similar al azúcar de mesa aunque el proceso de fabricación es más natural y también contiene más nutrientes que el azúcar normal.

Si vas a consumir azúcar de coco, debes hacerlo con moderación.

Es más recomendable que el azúcar de mesa pero tampoco debemos tenerlo presente en todos los platos que comamos al día, ni mucho menos.

Podríamos poner al azúcar de coco en el mismo bando que a la miel. Se trata de un edulcorante más saludable que el azúcar de mesa refinado pero, sin duda, la mejor opción será quitar el azúcar de tu dieta.

Paga menos en la factura de la luz

Usamos cookies para facilitar y mejorar tu navegación por nuestra web y ofrecerte nuestros servicios. Al navegar por nuestra página web aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar