Seleccionar página

Los beneficios del vino tinto para la salud se debaten desde hace mucho tiempo. Muchos creen que un vaso al día es una parte importante de una dieta saludable, mientras que otros piensan que el vino está un poco sobrevalorado.

Varios estudios han demostrado repetidamente que el consumo moderado de vino tinto parece reducir el riesgo de varias enfermedades, incluyendo enfermedades del corazón.

Sin embargo, existe una línea muy fina entre el consumo moderado y excesivo.

Este artículo se centrará en los beneficios del vino tinto sobre la salud.

Beneficios del vino tinto. ¿Qué es el vino tinto y cómo se hace?

El vino tinto se obtiene por trituración y fermentación de uvas enteras de color oscuro.

Existen muchos tipos de vino tinto, que varían en sabor y color. Las variedades más comunes incluyen Shiraz, Merlot, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Zinfandel.

El contenido de alcohol suele oscilar entre 12-15%.

El consumo de cantidades moderadas de vino tinto ha demostrado tener beneficios para la salud. Esto es principalmente debido a su alto contenido en antioxidantes de gran alcance.

El alcohol del vino también se cree que contribuye en algunos de los beneficios del vino tinto (1).

La paradoja francesa.

El vino tinto parece ser el responsable de la “paradoja francesa.”

Esta frase se refiere al hecho de que los franceses tienen bajas tasas de enfermedades del corazón, a pesar de consumir una gran cantidad de grasas saturadas y colesterol (2).

Algunos expertos creen que el vino tinto es el agente protector de la dieta francesa y que evita los efectos nocivos de estos nutrientes.

Sin embargo, nuevos estudios han demostrado que el colesterol dietético y las grasas saturadas no causan enfermedades del corazón cuando se consumen en cantidades razonables (3, 4).

La verdadera razón detrás de la buena salud de los franceses es probablemente el hecho de que comen más alimentos integrales y llevan estilos de vida más saludables en general.

El vino tinto contiene compuestos vegetales de gran alcance y antioxidantes, incluyendo el resveratrol.

Las uvas son ricas en muchos antioxidantes, por ejemplo, resveratrol, catequinas, epicatequinas y proantocianidinas (5).

Estos antioxidantes, especialmente el resveratrol y las proantocianidinas, parecen ser responsables de los beneficios del vino tinto para la salud.

Las proantocianidinas pueden reducir el daño oxidativo en el cuerpo. También pueden ayudar a prevenir la enfermedad cardíaca y el cáncer (6, 7, 8).

El resveratrol se encuentra en la piel de la uva. Se produce en algunas plantas, como respuesta al daño o lesión (9).

Este antioxidante se ha relacionado con muchos beneficios para la salud, incluyendo la lucha contra la inflamación y la coagulación de la sangre, así como por reducir el riesgo de enfermedades del corazón y el cáncer. El resveratrol también puede hacer que los animales de laboratorio vivan más tiempo (10, 11, 12).

Sin embargo, el contenido de resveratrol del vino tinto es más bien bajo. Tendrías que consumir varias botellas al día para llegar a la cantidad utilizada en los estudios con animales. Y eso no es recomendable, por razones obvias (13, 14).

Si bebes vino sólo por el contenido de resveratrol, quizás sería mejor que tomaras un suplemento.

Puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y muerte temprana.

Los beneficios del vino tinto para la salud se aprecian más con pequeñas cantidades que cualquier otra bebida alcohólica (15, 16).

Las personas que beben aproximadamente 150 ml de vino tinto al día parecen presentar un riesgo un 32% menor que los no bebedores.

Sin embargo, una ingesta más alta aumenta el riesgo de enfermedades del corazón drásticamente (17).

Beber pequeñas cantidades de vino tinto puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón, ayudando a mantener el colesterol HDL en la sangre. El daño oxidativo y la oxidación del colesterol LDL también se pueden reducir hasta en un 50% (18, 19, 20, 21).

Algunos estudios indican que las poblaciones que ya presentan un alto riesgo de sufrir enfermedades del corazón, como las personas mayores, pueden beneficiarse aún más del consumo moderado de vino (22).

Además, beber 1-3 vasos de vino tinto al día, 3-4 días de la semana, puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular en hombres de mediana edad (23, 24).

Un estudio también demostró que el consumo de 2-3 vasos de vino tinto sin alcohol al día puede reducir la presión arterial (25).

Muchos estudios han demostrado que los bebedores moderados de vino tienen un riesgo menor de muerte por enfermedad cardíaca, en comparación con los no bebedores o bebedores de cerveza y licores (26, 27, 28, 29, 30).

Otros beneficios del vino tinto para la salud.

Muchos beneficios del vino tinto para la salud se atribuyen a sus potentes antioxidantes.

El consumo de vino tinto está vinculado con:

  • Reducción del riesgo de cáncer: Varios estudios han demostrado que el consumo moderado de vino está vinculado con un menor riesgo de varios tipos de cáncer, como el de colon, células basales, ovario y próstata (31, 32, 33, 34).
  • Reducción del riesgo de demencia: Beber 1-3 vasos de vino al día se ha relacionado con un menor riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer (35, 36).
  • Reducción del riesgo de depresión: Varios estudios con personas de mediana edad y ancianos mostraron que aquellos que bebían 2-7 vasos de vino por semana tenían menos probabilidades de deprimirse (37, 38).
  • Reducción de la resistencia a la insulina: Beber 2 vasos al día de vino tinto desalcoholizado durante 4 semanas puede reducir la resistencia a la insulina (39, 40).
  • Reducción del riesgo de diabetes tipo 2 en mujeres: El consumo moderado de vino tinto se ha relacionado con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en mujeres (41).

Parece claro que cantidades moderadas de vino tinto pueden ser buenas para la salud. Sin embargo, también existen algunos aspectos negativos importantes a considerar, que se discuten a continuación.

Efectos negativos sobre la salud del consumo excesivo de alcohol.

Los beneficios deBeneficios del vino tintol vino tinto aparecen con cantidades moderadas de vino tinto pero el consumo excesivo de alcohol puede causar efectos devastadores en la salud.

Podemos incluir:

  • Dependencia del alcohol: El consumo de alcohol con regularidad puede quedar fuera de control y llevar al alcoholismo (42).
  • Cirrosis hepática: Cuando más de 30 gramos de alcohol (alrededor de 2-3 vasos de vino) se consumen cada día, el riesgo de desarrollar enfermedad de hígado aumenta. La enfermedad hepática en etapa terminal, llamada cirrosis, puede ser mortal (43).
  • Aumento del riesgo de la depresión: Los grandes bebedores corren un riesgo mucho mayor de depresión que los no bebedores o moderados (44).
  • Aumento de peso: El vino tinto contiene el doble de la cantidad de calorías que la cerveza y los refrescos. Por lo tanto, el consumo excesivo puede contribuir a una alta ingesta de calorías y te harán engordar (45, 46).
  • Aumento del riesgo de muerte y enfermedad: Beber mucho vino, incluso sólo 1-3 días a la semana, puede incrementar el riesgo de diabetes en los hombres. El alto consumo de alcohol también se ha relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura (47).

¿Debo beber vino tinto? ¿Cuánto?

En Europa y América, el consumo moderado de vino tinto se considera que es (48, 49):

  • 1-1,5 vasos al día para las mujeres.
  • 1-2 vasos al día para los hombres.

Algunas fuentes también recomiendan realizar 1-2 días libres de alcohol a la semana.

Ten en cuenta que esto se refiere al total de la ingesta de alcohol. Beber esta cantidad de vino tinto junto con otras bebidas alcohólicas te llevarían a realizar un consumo excesivo.

A pesar de los beneficios del vino tinto para la salud, ninguno de ellos es suficiente para fomentar el consumo de alcohol. Existen muchas otras formas de mejorar la salud que no requieren que consumas algo que puede ser perjudicial (50). Sin embargo, si te gusta el vino tinto, siempre y cuando no bebas más de 1-2 vasos al día, no tendrás de qué preocuparte.

Artículos Relacionados

¿Los alimentos con fructosa debemos evitarlos? Cuando hablamos de alimentos con fructosa, las calorías importan. No hay duda de que el azúcar refinado, donde incluimos la fructosa, puede ser proble...
…el elevado contenido en colesterol del huev... El alto contenido en colesterol del huevo (400 mg/100 g), que triplica o cuadriplica el de carnes y pescados, ha sido un factor negativo que ha limita...
La proteína de suero no sólo la debe tomar un R... La proteína de suero es uno de los suplementos más estudiados del mundo, y por muy buenas razones. Tiene un alto valor nutricional y varios estudios ...
Mantequilla o margarina. ¿Quién gana? ¿Qué tomar? Mantequilla o margarina. La mantequilla es uno de esos alimentos que puede convertir una comida insulsa en una obra maestra. Pero durante...

Usamos cookies para facilitar y mejorar tu navegación por nuestra web y ofrecerte nuestros servicios. Al navegar por nuestra página web aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar