Aunque el tema de conversación más habitual cuando hablamos de nutrición sea la pérdida de peso, cada vez está ganando más protagonismo hablar sobre cómo bajar el colesterol.

El motivo de este cambio se debe a que cada vez somos más conscientes de que mantener controlado el colesterol en sangre es sinónimo de salud.

No es de extrañar que sea un tema nutricional en auge. Las estadísticas más recientes sobre colesterol son muy negativas.

De hecho, hoy en día, aproximadamente 1 de cada 3 personas tiene el colesterol elevado. Eso significa una gran cantidad de colesterol circulando por la sangre de multitud de personas.

Y ya que los niveles altos de colesterol se asocian con un mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón, todos tenemos claro que necesitamos mantener el colesterol bajo control. Especialmente a partir de los 35 años.

¿Qué podemos hacer para bajar el colesterol?

1. Perder algo de peso.

Para empezar, la estrategia más eficaz para reducir nuestros niveles de colesterol es la pérdida de peso. Existe una fuerte correlación entre presentar un exceso de grasa, especialmente grasa en la región abdominal, y el colesterol en la sangre.

Por lo tanto, si tienes el colesterol alto, mírate en el espejo. Puede ser una forma de mostrarte el por qué de tu problema de colesterol. Debes hacer algo al respecto. Debes perder grasa corporal haciendo ejercicio con más sentido, de forma cada vez más intensa y siguiendo una dieta correcta.

Sorprendentemente, la pérdida de peso es mucho más eficaz que tomar medicamentos para bajar el colesterol, como las estatinas. Por lo tanto, hazlo por ti, por tus arterias y tu cintura, y ese esfuerzo será un regalo para ti.

2. Aumentar la fibra dietética.

Además de hacer ejercicio y tomar mejores decisiones a la hora de comer, tu siguiente línea de defensa en la lucha contra el colesterol alto es consumir más fibra dietética.

¿De dónde sacar esa fibra? Pues de verduras, cereales integrales sin procesar y legumbres como las alubias y las lentejas. Este sería un gran comienzo.

En lugar de intentar comer todos los días este tipo de alimentos a todas horas, debes seguir esta estrategia infalible. Añade 1 taza de alubias o frijoles a tu menú todos los días. Además de las verduras, la avena integral y el pan integral de verdad, deberías añadir a 1 taza de frijoles, alubias, garbanzos, etc. Esto será de gran ayuda para mantener esos niveles de colesterol bajo control.

3. Tomar suplementos específicos.

Para la mayoría de las personas, perder el exceso de grasa corporal y aumentar la ingesta de fibra es todo lo que necesitan para conseguir mantener el colesterol bajo control. Sin embargo, para aquellas personas que necesitan un poco más de ayuda, existen dos excelentes suplementos nutricionales que les pueden ayudar.

Para empezar hablaremos de la niacina, también conocida como vitamina B3. Esta vitamina ha demostrado aumentar los niveles de colesterol bueno (HDL) al mismo tiempo que reduce los niveles de colesterol malo (LDL) y los niveles totales de colesterol.

Además de la niacina, los esteroles vegetales naturales también pueden reducir intensamente los niveles de colesterol mientras aumentan la función del sistema inmunológico. Es recomendable tomarlos tanto si tus niveles de colesterol están fuera de control como si los tienes controlados.

No vayas a la solución fácil y perjudicial para bajar el colesterol.

Como todos sabemos, hoy en día, a la primera señal de colesterol alto, los médicos suelen recetar medicamentos como las estatinas y otras sustancias químicas hipolipemiantes de la sangre.

Bajar el colesterolY aunque estas sustancias químicas funcionan bastante bien, suelen conllevar una serie de efectos secundarios no deseados; efectos adversos que pueden hacer que lograr mantener controlado tu colesterol sea algo difícil de conseguir.

De hecho, la actual generación de medicamentos para bajar el colesterol puede conducir a una pérdida de memoria, dificultad para concentrarte, disminución de la tolerancia al ejercicio, dolor muscular, depresión, entre otros efectos.

Y, en nuestra opinión, esto hace que el tratamiento sea peor que la enfermedad. Pero no sigas estas palabras a rajatabla. Pregunta a cualquier persona que le hayan recetado estos medicamentos si sufrió estas consecuencias.

Así que en lugar de depender de los medicamentos, intenta seguir estas tres estrategias que te hemos comentado pero pregúntale antes a tu médico a ver que le parece, por supuesto. Estas estrategias pueden bajar el colesterol y mantenerlo controlado el resto de su vida. Sin medicamentos ni ningún otro tipo de fármacos.

Artículos Relacionados

Las medias verdades en el mundo de la Nutrición. (... Como continuación de la primera parte, proseguimos con este artículo revelador. Decimos revelador porque os quitaremos las dudas respecto a varios mi...
Beneficios de la avena que no conocías. Antes de hablar de los beneficios de la avena debes saber que es un cereal que se consume con frecuencia en forma de harina o copos de avena. Se come...
La insulina y la resistencia a la insulina, ¿qué r... La insulina es una hormona que controla muchos procesos del cuerpo. Y la resistencia a la insulina es algo que debemos tener controlado. A veces nues...
5 remedios caseros para el estreñimiento. ¿Qué es el estreñimiento? El peristaltismo intestinal varía de persona a persona, sin embargo, independientemente de si vas al baño tres veces al día ...

Usamos cookies para facilitar y mejorar tu navegación por nuestra web y ofrecerte nuestros servicios. Al navegar por nuestra página web aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar