Seleccionar página

Muchas veces nos preguntamos por qué se obstruyen las arterias por comer mal. La nutrición moderna está llena de mitos nutricionales que por desconocimiento nos acabamos creyendo.

Muchos de los alimentos que la gente cree que son saludables, en realidad, son muy perjudiciales para la salud. Entre ellos, los perjudiciales para las arterias.

Aquí te hablamos sobre algunos de esos alimentos cotidianos “buenos para el corazón”y por qué se obstruyen las arterias al consumirlos.

Por qué se obstruyen las arterias con determinados alimentos.

A continuación te contamos una serie de alimentos de los que no te debes fiar si no quieres preguntarte por qué se obstruyen las arterias.

Vamos a por ellos.

Cereales para el desayuno.

La forma en la que los alimentos vienen etiquetados es una vergüenza. El mejor ejemplo lo encontramos en los cereales “saludables” para el desayuno. La mayoría de estos cereales son alimentos altamente procesados ricos en granos refinados y en azúcar.

Los fabricantes suelen añadir en el etiquetado frases como “grano entero” con el propósito de engañar a la gente haciéndoles creer que sus productos son saludables.

Sin embargo, por lo general, estos “granos enteros” se han pulverizado para conseguir una harina muy fina y presentan casi los mismos efectos en el nivel de azúcar en sangre y en el metabolismo que los granos refinados.

Estos cereales suelen ser ricos en azúcar refinada, aunque los fabricantes suelen utilizar trucos ingeniosos para ocultar la verdadera cantidad de azúcar en sus productos. Por esto ya no deberás preguntarte más por qué se obstruyen las arterias comiendo ciertos cereales.

Lo peor de todo es que estos productos increíblemente dañinos se comercializan, sobre todo, para los niños. Haciendo que estas declaraciones de propiedades saludables engañosas convencen a los padres para alimentar a sus hijos con estos penosos productos.

Trigo integral moderno.

Hace algunas décadas, sobre 1960, el trigo cambió. Los científicos comenzaron a manipular los genes del trigo con el fin de inventar una nuevo tipo que tuviera un mayor rendimiento.

En ese momento fue considerado algo muy importante para conseguir paliar el hambre en el mundo. El descubridor llegó a ganar el Premio Nobel de la Paz por su descubrimiento.

Sin embargo, como suele ocurrir cuando los seres humanos manipulamos la naturaleza, tuvo algunas consecuencias imprevistas. Los estudios demuestran que el trigo integral moderno es significativamente menos nutritivo que las variedades anteriores (12).

Pero también existen algunas pruebas de que el trigo moderno no sólo es menos nutritivo, sino que también puede ser significativamente más dañino para el corazón.

Los estudios que comparan el trigo moderno con sus antecesores de mayor edad demuestran que puede aumentar los niveles de colesterol y los marcadores de inflamación, siendo la inflamación uno de los principales impulsores de las enfermedades del corazón (34).

Otro estudio que comparó el trigo integral moderno con la avena integral, demostró que el trigo elevaba el recuento de partículas LDL en un 14,2% y las partículas pequeñas y densas de LDL la friolera de un 60,4% en comparación con la avena (5).

El trigo moderno también contiene diferentes tipos de gluten a los que aparecen en los tipos más antiguos y es mucho más perjudicial para las personas con enfermedad celíaca y síndrome del intestino irritable (67).

Aunque el trigo puede haber sido un alimento relativamente saludable en su día, actualmente el tipo de trigo que más del 90% de las personas consume no es saludable y debe ser evitado.

Productos lácteos bajos en grasa.

Los productos lácteos tienden a ser altos en grasas saturadas, por lo tanto, a menudo se recomienda que consumamos productos lácteos bajos en grasa.

Pero existe un problema con esta recomendación ya que la grasa saturada, en realidad, no aumenta el riesgo de enfermedades del corazón (89).

Los estudios que se centran en la grasa láctea muestran que las personas que consumen leche rica en grasas tienen menos probabilidades de ser obesos y no presentan un mayor riesgo de enfermedades del corazón o diabetes (10).

En los países donde las vacas se alimentan con pasto, la grasa láctea ha sido relacionada con una reducción drástica del riesgo de enfermedades del corazón (1112).

Por todo esto podemos confirmar que los principales beneficios para la salud de los productos lácteos parecen ser causados principalmente por los componentes grasos.

Además, no olvidemos que los productos lácteos bajos en grasa (especialmente los yogures) normalmente se cargan con azúcar, llegando a tener más azúcar que los normales.

Muchos estudios demuestran que la adición de azúcar tiene efectos perjudiciales sobre el metabolismo y aumenta algunos de los principales factores de riesgo de enfermedades del corazón, incluyendo triglicéridos y partículas pequeñas y densas de colesterol LDL (1314), junto con obesidad abdominal.

Las grasas saturadas parecen ser inofensivas pero el azúcar añadido es muy poco saludable cuando se consume en exceso. La mayoría de los productos lácteos bajos en grasa son alimentos procesados que han perdido sus nutrientes, sólo para ser reemplazados por otros mucho peores.

Aceites vegetales procesados.

Los aceites de semilla suelen considerarse una buena opción por error. Estos aceites se extraen de las semillas y, entre otros, podemos nombrar el aceite de canola, de soja o de maíz.

La forma en que se consiguen se basa en un alto refinamiento ya que implica un elevado calor, diversos productos químicos artificiales y el disolvente tóxico hexano.

Es bien sabido que los niveles de colesterol que presentan estos aceites son bajos pero que presente un colesterol bajo no necesariamente significa que vayamos a sufrir menos enfermedades del corazón (15).

Por qué se obstruyen las arteriasHay que tener en cuenta que el colesterol es un factor de riesgo, no una enfermedad real. Muchos estudios a largo plazo donde la gente sustituía las grasas saturadas por estos aceites procesados mostraron que aumentaba el riesgo de enfermedades del corazón y el cáncer. (161718).

Curiosamente, un estudio que se basó en los aceites para cocinar que se encontraban en las tiendas demostró que el contenido de grasas trans en estos “aceites saludables” era extremadamente alto ya que contenían un 0,56 a 4,2% (19).

Estos aceites son ricos en grasas trans y presentan un efecto inflamatorio, además de haberse demostrado que aumentan el riesgo de muerte.

Así que no te dejes engañar y antes de comprar nada en el supermercado que venga envasado, asegúrate de lo que vas a meter en tu cocina. Ya sabes por qué se obstruyen las arterias.

Artículos Relacionados

Meriendas saludables para niños, que no lo son tan... Las meriendas saludables para niños suelen ser algo que nos interesa a muchos padres. Sabemos que si lees esta web es porque te preocupas por lo que c...
Dieta intermitente: En qué consiste. La dieta intermitente es, actualmente, una de las tendencias nutricionales más populares del mundo. Básicamente, se trata de alternar ciclos de ayuno ...
Propiedades del café. Todo lo que el café hará por... Durante los últimos años, varios estudios científicos han descubierto los propiedades del café sobre diversos aspectos de la salud. Tras examinarlos ...
Propiedades de las semillas de chía. Las propiedades de las semillas de chía son cada vez más valoradas ya que están repletas de nutrientes con importantes beneficios para el cuerpo y el ...

Usamos cookies para facilitar y mejorar tu navegación por nuestra web y ofrecerte nuestros servicios. Al navegar por nuestra página web aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar